De hurones y huronería (1)

Muchos son los animales que el hombre ha domesticado para su beneficio, pero en ningún caso la relación entre hombre y animal se hace tan estrecha, como en aquellos en los que se traduce en las distintas artes venatorias. A ésta sutil relación se ha llegado a través del paso de los tiempos, que ha permitido el desarrollo y perfeccionamiento de las técnicas y, gracias a un íntimo conocimiento de la biología de aquellas especies, que por sus aptitudes y carácter han posibilitado su utilización en la caza

Cetrería (3)

El bajo vuelo

A diferencia de las técnicas de caza empleadas en altanería, donde el ave se eleva para adquirir la ventaja que le proporciona la altura, para posteriormente caer en picado sobre su presa, en el bajo vuelo el lance siempre se inicia saltando la rapaz desde el puño del cetrero y la fuerza y rapidez de ésta será la que permita alcanzar y derribar a su víctima

Cetrería (2)

Caza con halcones

"Se eleva con la suavidad de una plegaria y desciende con la rapidez de una maldición". Proverbio árabe Pocas frases pueden definir con mayor fidelidad, como la de este proverbio extraído de un tratado de cetrería de Pareja-Obregón, el vuelo y posterior picado del ave más rápida que existe sobre la faz de la tierra: el halcón peregrino

Cetrería

El arte de la caza con aves rapaces

"La caza, pues, principalmente es de dos maneras: la una es la de la montería, que es aquella que se matan venados, corzos, puercos, jabalíes, osos y otras bestias fieras y animales salvajes, y la otra es la de la acetrería, que es aquella que se caza con el vuelo de las aves de rapiña, así como son azores, halcones, gavilanes, esmerejones, alcotanes, águilas, meliones, aguiluchos, buhardillos, cernícalos y otras semejantes, que son amansadas y enseñadas por los hombres para la caza de la acetrería...". Juan Vallés. Libro de acetrería (1556)