Joaquín Monfil

Aficionado y miembro de la Asociación "El Toro de Madrid"

Autores

El Tronco Jijón (23)

Los últimos y más modestos de la zona de Colmenar (3)

Ya hemos venido comentando, de forma reiterada, que se deben considerar también piaras colmenareñas de la tierra a las comprendidas en los pueblos relativamente próximos, tales que Cerceda, Miraflores de la Sierra, Guadalix de la Sierra, San Agustín de Guadalix, Chozas o Soto del Real, etc. y que en todas estas pequeñas localidades llegarían a asentarse muchas ganaderías, de mayor o menor tamaño e importancia que, por supuesto, junto a las vacadas andaluzas ya consolidadas, conformarían lo que alguna vez anteriormente hemos denominado como "la edad de oro del toro de lidia" en los últimos años del siglo XIX, a pesar de que muchos de los ganaderos y taurinos actuales nos quieran vender que es ahora cuando mejor se selecciona el toro para la lidia. Aceptamos que ahora se emplean más medios y tecnología pero, sin embargo, creemos que hoy día, en general, al toro no se le respeta como lo que debería ser: el eje principal sobre el que debe vertebrarse el espectáculo actual en las plazas. Aunque, como siempre, existan honrosas excepciones que, precisamente, por tratarle como se hacía antiguamente, nos hacen pensar que, de alguna manera, nos están dando la razón

El Tronco Jijón (22)

Los últimos y más modestos de la zona de Colmenar (2)

Como homenaje final a las magníficas piaras colmenareñas de la segunda mitad del siglo XIX, además de las más importantes ya descritas o comentadas en anteriores capítulos de Terralia como, por ejemplo, la de los Fuentes (de Moralzarzal) o las de Aleas, Martínez, Gómez, Bañuelos, Cura de la Morena, etc. (de Colmenar), relacionaremos a continuación las siguientes, la mayoría extinguidas, junto con las que coexistían en los pueblos cercanos, durante el siglo XIX. Había otras muchas más en la zona de los alrededores de Madrid, principalmente de raíz castellana o andaluza, pero no las mencionaremos aquí por no estar formadas con toros de la tierra, ni de raíz jijona, que son las que nos ocupan ahora. Más adelante nos referiremos a ellas. A propósito, antes de empezar, queremos agradecer a unos cuantos amigos, que han querido quedar en el anonimato, la ayuda que nos han dado para encontrar estos datos y resaltar las grandes dificultades que hemos tenido que vencer hasta poderlos ofrecer aquí a nuestros lectores, dada la escasa y confusa información al respecto. Por tanto, en lo que sigue puede haber datos inciertos, ya que no todos los hemos podido confirmar. No obstante los damos, por si alguien quiere y tiene la posibilidad de investigarlos más a fondo. Es lo que nos propusimos desde el principio, despertar en los lectores la inquietud de la investigación sobre el toro de lidia, algo no muy común en nuestro país

El Tronco Jijón (21)

Los últimos y más modestos de la zona de Colmenar (1)

Hola amigos. Estamos ya casi concluyendo este sucinto, aunque detallado, seguimiento a las conexiones y derivaciones de la raíz fundacional jijona, en su parte más espectacular e importante, que sin duda fueron los toros de la tierra de Colmenar y alrededores. Como podéis comprobar, nos ha sido muy difícil debido a múltiples circunstancias, agravadas en nuestro caso particular por el paréntesis de tres años, debido a la extinción de muchas reses de lidia durante la guerra civil española y a la falta de documentación al efecto. Menos mal que siempre se encuentran posibles interlocutores que, aunque de forma verbal y con todas las reservas posibles, nos han podido dar esos datos que, a alguien enfrascado en un ensayo de este tipo, siempre resultan muy esclarecedores para la comprensión de las lagunas y contradicciones existentes en los escritos de la mayoría de tratadistas. Desde aquí les damos las gracias a todos por su inestimable ayuda, sin la cual nunca hubiésemos podido llegar a redactar la mayoría de estos artículos

El Tronco Jijón (20)

Rama 2 de Cúllar de Baza y subramas

Hola, amigos lectores. Aquí estamos de nuevo con el capítulo correspondiente a la raíz jijona, que no pudimos presentar en el anterior número de Terralia debido a la actualidad, que nos requerían los pronósticos de Facundo sobre las ganaderías de la Feria de San Isidro del 2004 y que, por cierto, se están cumpliendo casi al noventa por ciento. Retomamos pues el pulso a nuestro sucinto recorrido por las castas fundacionales, con el final de una de las muchas subramas de lo Jijón de Jaén correspondiente a Navasequilla y Fontecilla. Ya nos queda menos para terminar esta casi extinguida raíz, amplísima como podemos ver, aunque como ya hemos dicho, parece que el taurinismo oficial y la Administración pretenden ignorarla de la historia de la Tauromaquia. Pero para tratar de evitarlo estamos los aficionados nostálgicos. Hasta la próxima, fieles seguidores y amigos

El Tronco Jijón (18)

Otra modesta ganadería colmenareña. El Cura de la Morena

Hola de nuevo, amigos. Aunque hoy día parezca mentira, todavía os seguimos presentando aquí ganaderías de Colmenar del siglo XIX. Y ya llevamos unas cuantas entregas. Los toros de la tierra proliferaron en esa época de tal manera en esta abrupta zona, de tan rudo clima que, de una forma análoga a lo que llamó Gregorio Corrochano, el maestro de escritores taurinos, la edad de oro del toreo a los años diez del siglo XX (por la aparición de Joselito y Belmonte), nosotros nos vamos a permitir llamar a los años finales del siglo XIX como la EDAD DE ORO DEL TORO DE LIDIA. Y a la zona colmenareña como una de las mejores - si no la mejor - de todos los tiempos. Podría parecer excesivo pero creemos que, tras presentar tal cantidad y calidad de estas piaras en los últimos números de TERRALIA, no nos equivocamos. En absoluto. Y si alguien lo dudase, estaríamos dispuestos a debatirlo detenidamente. Esperamos vuestros comentarios. Y, como siempre, deseamos que os guste el actual capítulo. Hasta la próxima entrega

El Tronco Jijón (17)

Un modesto criador colmenareño: Antero López Cotillo

Hola amigos. Otro año más con nuestros fieles seguidores, intentando contar detalles de la historia del toro de lidia, ese maravilloso animal al que muchos desaprensivos degradan, debilitan y le hacen mil fechorías, a pesar de vivir muy bien gracias a él. Y al que esos mismos desalmados le acusan de los males y de la decadencia actual de la fiesta brava, cuando el toro ha sido - y es - el único inocente. Menos mal que todavía quedamos unos pocos "locos" para defenderlo. Y en esa lucha seguiremos. Hasta la próxima entrega, queridos amigos

El Tronco Jijón (16)

Una antigua vacada colmenareña ya extinguida: Bañuelos

Hola amigos. Os presentamos aquí la sucinta historia de otra ganadería colmenareña muy antigua y por desgracia perdida tras la guerra civil española. Como podréis deducir de su lectura, fue muy importante en su tiempo y sus criadores obtuvieron el reconocimiento no sólo de los aficionados y espectadores sino también de los profesionales. Esperamos que os entretenga y apasione tanto como lo ha hecho con nosotros. Y si se os despierta la curiosidad de profundizar más en ello nuestra felicidad sería total. Gracias por vuestra fidelidad, amigos

El Tronco Jijón (15)

Derivaciones de la raíz Jijona en Colmenar Viejo: los Gómez (3)

Hola amigos. Tenemos el gusto de presentaros aquí el final del rápido repaso que hemos venido haciendo a la historia de uno de los más ilustres hierros colmenareños, el de la familia Gómez. En este capítulo podréis seguir especialmente sus derivaciones en Portugal. Por su importancia, hemos creído conveniente dedicarles estas páginas, con el deseo de despertar en nuestros queridos lectores su interés, por si puede ser un punto de partida para que, por su cuenta, estudien con mayor profundidad lo que aquí, a veces y por motivos de espacio, sólo podemos apuntar. Nada nos haría más felices que saber que este modesto pero apasionado trabajo, hecho con el corazón, ha servido para que algún lector nos tome el relevo y profundice más en el estudio de las raíces del toro de lidia, algo maravilloso, por otra parte, a nuestro entender. Y no nos consideramos locos. En absoluto. Algo raritos sí, seguro. Pero somos felices con ello

El Tronco Jijón (12)

Vicente Martínez. Otro de los hierros históricos colmenareños (2)

Hola amigos. Tenemos el gusto de presentaros el final del seguimiento que venimos haciendo de los famosos y legendarios toros de Martínez, de Colmenar, prácticamente extinguidos. Fueron objeto de uno de los principios de la modernidad, consistente en que las figuras del momento comenzasen a ir por las fincas, viendo y eligiendo los toros que ellos consideraban los mejores para su lucimiento. Y así lo hizo Joselito El Gallo. Claro que José ha sido posiblemente el maestro con más vergüenza torera de la historia, algo que hoy escasea entre los profesionales, ya que él nunca buscaba toros para esconderse sino para dar la cara. De todas formas, cada vez que veáis un toro berrendo aparejado por ahí, investigar sus orígenes, porque, a lo mejor os lleváis una agradable sorpresa

El Tronco Jijón (11)

Vicente Martínez. Otro de los hierros históricos colmenareños (1)

Hola, amigos. Aquí estamos otra vez con otro episodio sobre una de las ganaderías favoritas del público de Madrid, tanto en la plaza de la Puerta de Alcalá como de la que le sucedió. Tras los esfuerzos megalómanos y especulativos del marqués de Salamanca y unos cuantos amigos suyos (otros no tan amigos), banqueros, industriales y políticos, para promover la construcción de un nuevo y moderno barrio en Madrid (que llevaría y aún conserva el nombre del marqués) se propusieron y llevaron a cabo también la construcción de una plaza de toros más moderna, la de la carretera de Aragón, para sustituir a la anterior, que debía derribarse forzosamente para llevar a cabo la nueva urbanización y que se inauguró en 1874. En ambas plazas, los toros de Vicente Martínez serían siempre protagonistas, durante el siglo XIX y en los primeros años del XX, hasta la guerra civil española. Esperemos que os guste el artículo, queridos y fieles lectores

El Tronco Jijón (10)

La importancia de los toros de Aleas

Hola amigos. De nuevo con vosotros para terminar el hierro de Aleas, haciendo una breve reseña de gran cantidad de ejemplares importantes en la historia de la Tauromaquia. Deseamos, como siempre, desde nuestra modestia de aficionados, intentar divulgar al máximo el comportamiento del toro de lidia, ese desconocido para la mayoría de los que asisten a las corridas. Que la lectura os sea amena y nos despedimos hasta el próximo número de TERRALIA

El Tronco Jijón (9)

Raíces jijonas en Colmenar Viejo. Los toros de la tierra

Hola, amigos. Os deseamos desde aquí una feliz temporada taurina del 2003, que se presenta interesante y como siempre con alicientes para los sufridos aficionados. Y para empezar el año, como aperitivo, os invitamos a leer nuestro siguiente artículo, el primero de una serie que tratará de unas importantísimas derivaciones de la raíz Jijona en uno de los pueblos madrileños más taurinos de España: Colmenar Viejo. Deseamos que disfrutéis con él y nos despedimos cordialmente hasta la próxima entrega

El Tronco Jijón (8)

La rama jijona de los fragoso - Mira - Soler - Moura - Sobral - Passanha

Hola, amigos. De nuevo con vosotros para seguir contando la historia resumida de la raíz jijona, una de las que nos tememos que ya se haya perdido para siempre. En este capítulo finalizaremos con la línea y ramas derivadas del sucesor de Francisco Pizarro, marqués de la Conquista. Comenzaremos en el próximo con las líneas jijonas que se consolidaron en Colmenar Viejo a finales del XIX y que constituirán durante la primera parte del siglo siguiente algunas de las más importantes y solicitadas, tanto por el público como por los toreros. Va por ustedes, fieles lectores

El Tronco Jijón (7)

Los Palha: una familia ganadera portuguesa

Hola, amigos. Aquí estamos de nuevo con nuestro relato breve de la estirpe jijona. Queremos manifestar un gran pesar, en primer término, por el reciente e inesperado fallecimiento de nuestro presidente en activo, don José Tomás Albero Mur, que tanto nos alentaba para seguir con este estudio sobre las raices fundamentales del toro y que, nos consta, lo leía con enorme interés. Él fue uno de los primeros que nos inspiró para intentar divulgar los secretos históricos de la crianza del toro de lidia, algo que este colectivo de aficionados admira sobre todo el resto de cuestiones relacionadas con la tauromaquia. Para todos nosotros, sin toro no existiría como tal. Y el toro tiene que serlo de verdad, es decir, fiero, fuerte, poderoso. Y a eso debería enfrentarse el torero siempre y no a lo que la mayoría se enfrenta ahora, a un animal debilucho, enfermo y tontorrón. Por eso, querido Joseto, desde donde estés, estamos seguros de que nos seguirás leyendo con gran atencíón. Va por ti, amigo. Y por todos vosotros, queridos lectores

El Tronco Jijón (6)

Uno de los salmantinos fundadores más grandes del siglo XIX: Juanito Carreros

Hola amigos. De nuevo con todos los amantes del animal más bello e indefenso de la creación. Lo de bello no creemos necesario explicarlo, dada nuestra especial atracción por un ejemplar íntegro, sin manipulación alguna. Lo de indefenso sí que debemos explicarlo. Es el único de toda la cadena de seres vivos que no puede luchar con sus propias armas para defender su vida. y lo decimos porque algunos manipuladores se dedican a disminuirles dichas armas de forma fraudulenta. ¿Se imagina alguien que en la cadena de la vida se disminuyesen las armas por las que cualquier animal no pudiese valerse de sus fuerzas naturales, tanto para atacar como para defenderse? Posiblemente se rompería el equilibrio ecológico y se llegaría a su desaparición. Algo similar ocurrió, por ejemplo, con los dinosaurios. Pues, amigos, salvando las distancias, estamos cada vez más cerca de la desaparición del toro de lidia, o sea, de combate. Unámonos contra los desalmados que pretenden debilitarle a toda costa, convirtiéndolo en un torillo de juguete, para que unos hombres disfrazados realicen posturitas de ballet ante su mirada vidriosa y extraviada

El Tronco Jijón (5)

Pacomio Marín y familia. Los Marín Marcos y sus ramas

Queridos amigos, aquí estamos de nuevo. Antes de nada queremos pedir disculpas porque en el número anterior de TERRALIA (el 26 ) los ya conocidos duendes de la redacción nos jugaron una mala pasada. Según nos han comunicado nuestros expertos informáticos, al realizar de forma automática la "maquetación", el programa del ordenador se tragó un extenso párrafo entre el final de la página 93 y el principio de la 94. Para que podáis seguir completo nuestro relato de la aventura ganadera de Curro Cúchares mostramos a continuación la parte de texto extraviada del número anterior, antes de proseguir con el capítulo 5 de la raíz jijona. Tenía que ser con Cúchares, ¡qué casualidad! Aunque se le llame al toreo actual el Arte de Cúchares, para algunos aficionados y tratadistas fue sólo un mediocre matador y un funesto personaje, al inventar entre otras cosas el toreo con la mano derecha, para poder tomarse ventajas frente al toro. Antes de él sólo se toreaba con la mano izquierda y sin armar la muleta con la espada, pues ésta última se llevaba en la derecha para matar en cuanto el toro lo permitiese. Cúchares, precursor, pues, de muchos de los males actuales del toreo. Pedimos de nuevo disculpas por nuestro error tipográfico anterior y confiemos en que no vuelva a repetirse. Gracias y hasta la próxima

El Tronco Jijón (4)

Rama Jijona directa: Salvatierra - Conquista - Cuchares

Hola amigos. Os ofrecemos aquí una entrega más del seguimiento que estamos haciendo de la raza jijona. En estas fechas vamos muy apretados, al estar en pleno ciclo la Feria de San Isidro 2002 y estar asistiendo durante un mes diariamente a la plaza de Las Ventas. No obstante, no hemos querido faltar a nuestra cita con nuestros fieles seguidores. Esperamos que disfrutéis con este artículo, tanto como nosotros lo hemos conseguido al elaborarlo. Hasta el próximo número de TERRALIA

El Tronco Jijón (3)

La sangre jijona procedente de los Linares termina en Portugal. Pinto Barreiros

Hola, amigos. De nuevo con vosotros, con otro capítulo sobre la sucinta historia de la raza jijona, desgraciadamente extinta debido a las cruzas y eliminaciones que fue sufriendo. Sólo dos elementos nos animan a seguir con estos relatos: uno de ellos es nuestra admiración por el toro de lidia y la divulgación de su estudio y el otro vuestra fidelidad. Esperamos y deseamos que este matrimonio funcione hasta que la muerte nos separe. Y sería maravilloso que de él surgiesen más admiradores y estudiosos del toro. Y no a la persecución de ciertos toreros por la prensa rosa. Eso sí que colmaría todas nuestras aspiraciones. Hasta pronto

El Tronco Jijón (2)

Derivación jijona de Gaviria: "El Salamanquino" - Ildefonso Sánchez Tabernero - Terrones

Aquí estamos de nuevo, amigos, fieles a nuestra cita con los aficionados al toro. Y también con algunos otros, no tan aficionados que, aunque sólo sean curiosos, nos van siguiendo desde que comenzamos a intentar divulgar, dentro de nuestra modestia pero con una gran pasión, los secretos de los orígenes y de la crianza de ese gran desconocido que se denomina toro de lidia, especie única e irrepetible. Pero, ¡cuidado!. Debido a las últimas prácticas de algunos funestos personajes está en grave peligro de extinción. Y no son los abolicionistas y ecologistas los principales enemigos de la autenticidad del toro y por ende del toreo. El peligro mayor está dentro, en esos siniestros sujetos que se mueven por el taurinismo oficial, enriqueciéndose en poco tiempo a costa de quien y de lo que sea. ¡Ojo con ellos!. No les dejemos que nos cuelen como "toros" esos pobres animalitos que se ven por las plazas, enfermos, descastados, tan débiles que claudican en cuanto se les obliga un poquito, incapaces de soportar los tres tercios de la lidia o que chorrean sangre por los pitones. Eso no es el bos taurus, amigos. No sabemos qué es pero, desde luego, otra cosa. Seguro. Exijamos que nos den lo que anuncian, es decir TOROS, así, con mayúsculas

El Tronco Jijón (1)

Hola amigos. Aquí estamos otra vez para iniciar una raíz o tronco fundacional importantísima y fundamental de la historia de la Tauromaquia. Desgraciadamente, al estar prácticamente extinguida en su pureza inicial hace muchísimos años, antes incluso de existir la fotografía, no podemos mostrar esas excelentes fotos que solemos incluir en nuestros habituales artículos. No obstante, como disponemos de nuestro artista y gran aficionado Facundo, le encargamos que se "inventase" cómo podrían haber sido los toros jijones del siglo XVII y XVIII, partiendo de la descripción de los detalles de su fenotipo que han quedado por escrito y de los dibujos que hemos podido encontrar. Además, con las fotos que tenemos de diversos ejemplares, tomadas por Salva, hemos intentado hacer una composición digital, con los medios de que disponemos, es decir, con ordenadores modernos. Esperamos de vuestra benevolencia para que os agraden. Gracias por anticipado

La raíz vazqueña (6)

Los últimos entronques

Hola amigos. Aquí estamos de nuevo con la entrega final correspondiente a la raíz fundacional vazqueña. Evidentemente, nosotros no somos especialistas. Solo aficionados pero, eso sí, os lo aseguro, muy apasionados por el TORO, el único sujeto de la lidia (junto con el caballo) que no se puede defender nunca de los excesos, incluidos los verbales, de esos desahogados taurinos que viven de él y al que siempre culpan de todos los males del toreo. ¿Será porque tiene rabo y cuernos, como ciertos símbolos religiosos de la maldad?. Dejémoslo así. Al no ser expertos, pedimos disculpas por los errores cometidos (y os agradeceríamos nos los hicieseis saber para poderlos corregir) y por la pasión con la que hemos intentado desarrollar este complejo estudio. A pesar de todo, creemos que hemos hecho buenos amigos, sabemos que tenemos fieles seguidores y eso nos anima a seguir con otros troncos fundacionales del toro de lidia, que trataremos en los próximos números de TERRALIA, mientras el cuerpo aguante y los editores de la revista nos toleren. Gracias, pues, a todos y hasta el próximo número

La raíz vazqueña (5)

Hola, amigos. Aquí estamos de nuevo con otra entrega de la raíz vazqueña. Pero antes debemos de excusarnos por los duendes de la imprenta en nuestro anterior capítulo. Al final del mismo se había adjuntado, en un cuadro aparte, una breve narración para explicar cómo el segundo califa cordobés Rafael Guerra Bejarano "Guerrita" fue perdiendo paulatinamente el favor del público - y muy especialmente el de Madrid - que lo había encumbrado a las más altas cotas de la torería, a finales del siglo XIX, hasta forzarle casi a su prematura retirada. Dicha descripción la hicieron entonces desaparecer los duendes pero, en el presente capítulo, la hemos recuperado para nuestros lectores. El otro error fue que las fotos cedidas por Salva, de la ganadería de Alonso Moreno de la Cova, fueron hechas por Álvaro y no por Miguel. Perdón por los lapsi linguae y que os guste el artículo, queridos y fieles amigos

La raíz vazqueña (4)

Hola, amigos. Aquí estamos de nuevo, con una entrega más de la prácticamente extinta raza vazqueña. Creemos que con la próxima podremos finalizar con las ramas derivadas, pero es que una raíz, que tanto brilló en tiempos pasados, fue muy solicitada para cruzas, mejoras y ampliaciones de otras ganaderías. Aunque esto del toro, queridos lectores, no son matemáticas y no por mezclar ejemplares de buena nota y mejor origen se obtienen inexorablemente buenos resultados, como podréis comprobar al final de esta entrega, al ver lo que le pasó a "Lagartijo". La labor de un buen ganadero de bravo, para nosotros, enamorados del toro de lidia, es una de las más difíciles que existen en el mundo. Va por ustedes, señores ganaderos

La raíz vazqueña (1)

Vázquez y Veragua

Hola amigos. Aquí estamos de nuevo en nuestra cita periódica. Esta vez os queremos presentar una raíz que fue famosísima en tiempos pasados, una de las fundamentales, pero que hoy día, debido a la evolución de las modas, tanto de aficionados como de los propios toreros, está en minoría frente a los encastes predominantes. No obstante, debido a la gran cantidad de ramificaciones que tiene, necesitaremos varios artículos de TERRALIA para poder desarrollarlas. Y gracias de nuevo a nuestros fieles y tenaces seguidores

La raíz Espinosa-Zapata (1)

Una raíz fundacional gaditana (Jerez de la Frontera) del siglo XVIII

Hola amigos. Aquí estamos de nuevo, fieles a nuestra cita periódica en TERRALIA. Esta vez tenemos que pediros disculpas porque, como podréis suponer debido a la Feria de San Isidro, llevamos treinta días consecutivos acudiendo a "la oficina" de Las Ventas de 7 a 10 de la tarde y no hemos tenido mucho tiempo este mes para poder preparar el artículo correspondiente sobre las raíces fundacionales de nuestro querido y admirado TORO DE LIDIA. Sin embargo, según vamos avanzando y profundizando, nos está sucediendo algo, que nos va atrapando y apasionando cada vez más, casi sin darnos cuenta y ese algo os lo vamos a relatar. En los últimos tiempos, desde que emprendimos este estudio sucinto, cada vez que vemos un toro, de la ganadería que sea, nos quedamos extasiados, admirando su fenotipo y estudiando su comportamiento, tanto en los corrales como al salir al albero, tratando de hurgar en su historia, en sus antepasados y en definitiva en sus raíces, comparando tanto las cruzas conocidas como otras no tanto y en definitiva intentando averiguar si sus reacciones a los estímulos externos se rigen por lo que figura en su "libro de familia" o si por el contrario le encontramos concomitancias con los de otras raíces, lo que nos daría alguna luz sobre esos métodos genéticos "de laboratorio", cada vez más extendidos en las ganaderías de lidia actuales, pero que existen en nuestra cabaña desde hace casi dos siglos, aunque acordes con los escasos conocimientos de entonces. Pero, según avanzamos, nos gusta cada vez más, nos encontramos más distantes de los espectadores que asisten a los cosos y más cerca del sentir del animal, de lo que pasará por su cerebro elemental - programado genéticamente solo para comer y reproducirse, defenderse y atacar, lo único que necesita su especie para sobrevivir - cuando sus mecanismos de defensa le hagan reaccionar a los estímulos externos concentrados en veinte minutos a lo largo de la lidia, es decir el combate. Y esto, amigos, nos preocupa mucho. Porque parece un proceso "kafkiano" de metamorfosis que podría llevarnos a algún camino sin retorno, más cerca de los rumiantes que de los mamíferos. Y mucho más aún, después de escuchar cada noche, tras asistir a la corrida, la grabación televisiva, donde según ciertos "atrevidos y osados" comentaristas, los toros tienen siempre la culpa de los males de la fiesta nacional pero nunca los toreros. Si llegáramos a completar nuestro proceso de metamorfosis, podríamos llegar hasta a dar cornadas y a embestir a aquéllos que nos culpan de todo lo malo, bueno que culpan al TORO DE LIDIA, lo cual es muy preocupante. Ayudadnos, amigos, para que mantengamos la calma y la mente fría. Y hasta nuestra próxima cita

El Toro de Lidia

Otra estirpe castellana. La de Díaz Castro - Castrojanillos

Hola amigos. Aquí estamos otra vez para continuar nuestro sucinto recorrido por las castas fundacionales del querido y admirado TORO DE LIDIA. En el número anterior de TERRALIA os decíamos que, al terminar el encaste de EL RASO DE PORTILLO, finalizábamos la historia de la estirpe castellana. No era totalmente cierto. Era solo el final de la raza más importante y conocida de toros castellanos de la zona sur de lo que se llamaba Castilla la Vieja, es decir la zona de Valladolid y aledaños. Pero en el presente artículo os vamos a hablar de otra rama, totalmente extinguida, de troncos castellanos situados más al norte, unos toros que hace varios siglos pastaban libres cerca de la cordillera cantábrica y en la zona de León. Posteriormente, estos ejemplares fueron extendiéndose más al sur pero, debido a su rusticidad, a los equivocados métodos de selección ganadera cuando ésta empezó a instaurarse y a la poca afición de algunos de sus criadores, dieron unos ejemplares que comenzaron a ser rechazados por los espectadores inicialmente y más tarde por los toreros. Las consecuencias de todo esto hicieron que en los siglos XVIII y XIX terminaran siendo sustituidos poco a poco, de forma escalonada, por los toros andaluces principalmente, mucho más bonitos, finos y armónicos y dando más espectáculo que aquellos otros moruchos, adaptados casi directamente desde las labores agropecuarias a los cosos del toreo a pie, en los balbuceos y primeros pasos de éste. Esperamos y deseamos que nos sigáis con el mismo cariño y atención que nos habéis dispensado hasta ahora. Gracias

El Raso de Portillo (2)

Raíz morucha o estirpe castellana

Hola amigos. Aquí finalizamos el estudio sucinto de la estirpe castellana. Como podréis ver, es prácticamente imposible que quede algo de la raíz fundacional de El Raso en alguna de las ganaderías actuales. ¿Por qué se ha motivado esto?. En primer lugar por los gustos cambiantes de los toreros, yendo a lo más fácil (dentro de lo posible, claro, que no de los aficionados de siempre) y luego por los "modernismos", donde cada vez impera menos el sentido de la lidia del toro bravo en sus tres tercios, sustituyéndolo por los gustos estéticos del toreo moderno, últimamente centrado casi en exclusiva en el último tercio, el de muerte. Pero, amigos, es la evolución histórica que se va produciendo inexorable y desgraciadamente, a nuestro modesto entender. Hasta la próxima, queridos lectores

El Raso de Portillo (1)

Estirpe castellana o raíz morucha

Hola amigos. Aquí estamos de nuevo presentando a vuestra atención otra de las castas originarias y fundacionales de nuestro querido y admirado TORO de LIDIA: la castellana, también una estirpe prácticamente extinguida en la actualidad. Nos sigue resultando muy difícil encontrar material informativo para este estudio - tal vez demasiado ambicioso - en cuanto nos adentramos en razas que han sido cruzadas tan repetidas veces que ya no debe quedar nada de su genotipo y fenotipo primitivos. Sin embargo, hemos terminado por escribir un artículo, otra vez tan extenso, que lo hemos dividido en dos partes. Pero seguimos disfrutando enormemente al hacerlo. Si además consiguiésemos prender la semilla de vuestra curiosidad y a partir de ahí comenzáseis a investigar por vuestra cuenta, entonces nuestra felicidad sería completa, pues habríamos ganado otros enamorados estudiosos del animal más bello, noble y fiero de cuantos aún quedan en nuestro mundo, resistiendo con su primitivismo a la modernidad que, a veces desordenadamente, nos invade. Gracias por vuestra fidelidad al leernos. Es nuestra única recompensa

Los Troncos Navarros (2)

Ganaderías aragonesas con raíces de casta navarra: Murillo, Ripamilán, Ferrer

Hola amigos. Con este capítulo finalizamos el estudio sucinto sobre los troncos navarros. Cuando nos metimos en este tinglado y comenzamos a recopilar información, ilusamente pensábamos que, al ser un encaste prácticamente extinguido, no tendríamos muchos problemas para hacer un artículo cortito pero, una vez metidos en la lidia, nos salió uno mucho más largo de lo previsto. Esa y no otra ha sido la única razón para haberlo dividido en dos partes.

Esperamos, de vuestra benevolencia, que sepáis disculpar los defectos y errores que podáis encontrar. No obstante, os podemos decir que, al menos nosotros, hemos disfrutado enormemente al redactar estas líneas sobre los troncos navarros. Seríamos muy felices si también vosotros lo encontraseis así y en el próximo número de TERRALIA nos siguieseis esperando con la misma atención que hasta ahora. Gracias por adelantado

Los Troncos Navarros (1)

Hola amigos. Aquí estamos otra vez, en nuestra cita periódica, para profundizar un poco más en esas peculiaridades de nuestro querido TORO DE LIDIA. Tal como os anunciamos en el número anterior de TERRALIA, una vez establecidas las raíces fundacionales, al lector ávido o más curioso que lo desee le será más fácil investigar, tanto si lo hace por su cuenta como si nos sigue leyendo en los artículos que, a partir de ahora, os prometemos en el futuro. En el actual comenzaremos por la que consideramos la más antigua de las razas del "bos taurus hispanicus": la raíz, raza o casta navarra, desgraciadamente desaparecida, en la práctica, de nuestro país, aunque, como explicaremos posteriormente, todavía queden restos en ultramar. Sus genes ancestrales laten en la mayoría de las ganaderías actuales pues, casi todas ellas, en algún momento delicado o difícil, bien por bajar la raza o bien cuando se fue buscando una mayor agresividad, terminaron cruzando (o "refrescando", como se dice en la jerga ganadera) con sementales o vacas de vientre de origen navarro. Por algo sería, apostillamos nosotros

El Toro de Lidia

Agrupaciones originarias y castas fundacionales

Hola amigos. Aquí estamos de nuevo para tratar de nuestro querido TORO DE LIDIA y defenderle un poco, puesto que él no puede, ahora que la mayoría intenta culparle de todos los males de la moderna tauromaquia. Pero antes de nada debemos comentar dos hechos importantes.

El primero es que, en nuestro número anterior, donde os hablábamos de los famosos "gracilianos", no aparecía referencia alguna a las fotos allí incluídas, que mostraban unos hermosos toros. Esos "duendecillos", que siempre anidan por las redacciones de las revistas y publicaciones periódicas (como la mosca en la TV), nos jugaron una broma pesada e hicieron desaparecer los pies de todas las fotos. Pues bien, todas ellas fueron tomadas por nuestro gran fotógrafo Salva en la ganadería de D. Juan Luis Fraile y Martín, en su finca COJOS DE ROBLIZA, sita en Robliza de los Cojos (Salamanca) y así lo decimos aquí, para que conste como fe de erratas del número anterior.

El otro hecho importante es dar una triste y luctuosa noticia. Este ganadero singular y vocacional, este hombre bueno, ha fallecido hace unos días repentinamente en un hotel de Madrid. Llevaba algunos años sin lidiar en Las Ventas y justo en éste, cuando sus "gracilianos" son anunciados en la Feria de San Isidro del 99, en una amarga ironía o pirueta del destino, nos ha dejado. Cuando estas líneas salen a la luz, sus toros ya se han corrido, por cierto, con un resultado excepcional. La corrida se ha lidiado completa, todos los toros han sido aplaudidos en el arrastre y a uno de ellos se le ha dado la vuelta al ruedo. Ha mantenido el interés del público en todo momento y creemos que pasará mucho tiempo hasta que volvamos a ver otra corrida tan magnífica en Madrid. Estamos convencidos de que, desde algún lugar en las alturas, ese día habrá estado tomando notas, como siempre lo hizo, del comportamiento de sus "ahijados" en la plaza de Las Ventas del Espíritu Santo. Y estamos seguros, también, de que, de alguna manera, transmitirá a sus herederos esas sensaciones y esas notas, para que se puedan aprovechar sus conocimientos y poderlos aplicar a ese ganado ejemplar y único, al que dedicó toda su vida. Sirvan, pues, estas líneas de condolencia y voz de aliento para sus allegados y al mismo tiempo como recuerdo y homenaje a la memoria de un ganadero ejemplar y legendario. Descanse en paz, Don Juan Luis Fraile y Martín, ganadero de pro.

Conceptos, definiciones y términos taurinos

a tener en cuenta cuando se ve una corrida de toros

Aquí estamos de nuevo, queridos amigos. Esta vez vamos a hablar de algunas características técnicas y biológicas que serán determinantes en los diferentes comportamientos que tendrá nuestro admirado toro de lidia, sus reacciones y consecuencias posteriores, que harán, en definitiva, que el espectáculo en el ruedo sea uno u otro, que nos guste subjetivamente más o menos, es decir, lo mismo que cuando se contempla cualquier otro tipo de creación artística

El toreo de capa

El toreo de capa, a medida que han ido transcurriendo los años ha evolucionado considerablemente. Hoy en día un gran número de suertes conforman el inicio de la lidia en una corrida de toros. En este número de terralia vamos a comentar las principales y más conocidas suertes de capa que hoy vemos en una corrida de toros.