Chevrolet Volt

El primer paso de un gran cambio

Motor en la hemeroteca

Los fabricantes del automóvil han decidido que el mundo sea mas limpio. Por ello apuestan por los coches de bajas emisiones o de emisiones 0. Estos coches quedan divididos en dos grupos: Los primeros serían los modelos híbridos o modelos eléctricos de autonomía extendida, en cuanto a los segundos estaríamos hablando de los coches eléctricos 100%.

En la prueba de hoy nos vamos a centrar sobre el primer grupo, teniendo como principal protagonista el Chevrolet Volt. Este vehículo eléctrico de autonomía extendida solamente está disponible con un motor de gasolina de cuatro cilindros y 1.4 litros de cilindrada de 86 CV unido a otro eléctrico, teniendo en total una potencia de 150 CV y un par de 370 Nm.

Puede ser una terminología algo extraña, pero es que no es un híbrido al uso como estamos acostumbrados (poca autonomía eléctrica, motores gasolina potentes, consumos altos,...), es un vehículo donde sus dos motores eléctricos, son los principales, como están leyendo, y el de combustión "ayuda".

Si las baterías están agotadas (30% de capacidad real, 0% virtual) se recargan en unas 4 horas con un enchufe de 16 amperios y 230 voltios. Tienen una esperanza de vida de 10 años ó 240.000 km. Están garantizadas durante 8 años ó 160.000 km. Funcionan de forma fiable entre -25 y 50 ºC.

Además se pueden beneficiar de una ayuda de 6.000 euros, así como exención de pagar ORA en algunas ciudades, reducido IM, mantenimiento muy barato,...su precio de partida es de 44.525.

La verdad es que conducir este Chevrolet Volt ha sido toda una experiencia. Hemos intentado ser lo más eficiente posible para comprobar ese mínimo gasto, aunque a veces nos han podido esos hábitos diarios. Y aunque el precio nos parece un poco alto, creo que es totalmente amortizable. A continuación intentaré explicar cómo y os intentaremos transmitir nuestras sensaciones.


DISEÑO

El Chevrolet Volt presenta una silueta afilada, enfocado mayormente a conseguir la mayor aerodinámica y así reducir consumos, además de estar muy rebajado en altura. Tiene un frontal muy afilado y parrilla central dividida por la pajarita característica de Chevrolet de gran tamaño. Las ópticas delanteras presentan un sistema automático de conducción diurna con LED estándar, y en la parte inferior podemos ver faros antiniebla tipo LED.

En los laterales, tiradores con botón de detección de proximidad en plateado, los espejos retrovisores son térmicos, aerodinámicos y con los indicadores de intermitencia en tecnología LED. Las llantas son de 17" montadas en neumáticos de baja resistencia a la rodadura de medidas 215/55.

En la zaga, sobresale un pequeño spoiler, que también sirve de ayuda a la eficiencia y la aerodinámica; los faros traseros también son de tipo LED, con un diseño muy estrecho. El portón trasero se abre con el cristal completamente quedando una boca de maletero de grandes dimensiones y muy cómoda a la hora de introducir el equipaje o sacarlo del maletero.

En su interior tiene capacidad para cuatro ocupantes, puesto que su configuración de habitáculo se define como un 2+2. La tapicería es de cuero con los asientos delanteros calefactables; los 4 asientos son extremadamente cómodos y agarran a la perfección a sus ocupantes. El tablero delanterova en color blanco en contraste con el negro predominante en el habitáculo. La parte central del salpicadero, acoge la pantalla táctil principal de 7", y los mandos también táctiles de navegador, DVD-HDD, climatización, freno de estacionamiento eléctrico y en definitiva todos los modos de conducción y eficiencia, controles...

Una de las cosas más llamativas del interior es la palanca de cambios. De generoso tamaño, con una ubicación que al principio puede resultar rara, pero que a la larga resulta extremadamente cómoda. Oculto tras ella se encuentra una miniguantera para dejar pequeños objetos.

El volante es multifunción, característico de GM, de tres radios, con detalles en cromado. Y a la izquierda del volante se encuentran unos mandos que nos dan la información en otra pantalla de 7" ubicada entre el salpicadero.

MMM














Esta pantalla nos muestra la información de consumo instantáneo, los diferentes modos de conducción, velocímetro digital, estado de la batería y del depósio de combustible,....

M














Entre las plazas traseras, al igual que entre las delanteras se ubican unos posavasos y una guantera para guardar objetos.

M

El maletero tiene 300 litros de volumen, un volumen más que correcto, va tapado con una simple tela anclada en 4 puntos y es accesible desde las plazas traseras, sin necesidad de abrir ninguna trampilla. El cargador de la batería se esconde bajo el piso del maletero, junto con el inflador de neumáticos.

En resumen, un vehículo muy llamativo tanto en el exterior como en el interior, con una línea muy aerodinámica y un confort sobresaliente.





PRESTACIONES

El Chevrolet Volt se presenta en una única motorización con motor de gasolina de cuatro cilindros y 1.4 litros de cilindrada de 86 CV que se encarga de alimentar al motor eléctrico, el cual tiene una potencia de 150 CV y un par de 370 Nm.

La particularidad de este vehículo radica en que el motor de gasolina no mueve el coche de forma directa, sino que está unido a un generador de 53 KW que carga la batería cuando se está agotando, por lo que el coche siempre es propulsado por el motor eléctrico. La batería de iones de litio, tiene una capacidad de 16 KWh, de los cuales sólo son aprovechables 8,8 KWh, debido a que nunca se carga más del 85% y nunca se descarga del todo, puesto que al bajar al 30% empieza a cargarse con el motor de combustión interna.

La transmisión es automática, con el clásico tipo de cambio P/R/N/D al que se ha añadido el modo L, donde el motor retiene más y te obliga a pisar menos el freno, logrando que el sistema Voltec trabaje de forma óptima y así se alargue al máximo la autonomía eléctrica.. Además posee 4 modos de conducción, NORMAL, SPORT, MONTAÑA (reserva una parte de la batería y reduce la potencia y autonomía, pero asegura una buena respuesta en pendientes y zonas escarpadas) y RETENER, que obliga a que solo trabaje el motor de combustión para que el conductor aproveche el modo eléctrico cuando desee; es la posición idónea para circular por autopista sin gastar la energía de las baterías y así aprovecharla al llegar a la ciudad.

M

Una vez explicado su funcionamiento nos metemos en la prueba in situ, y lo hemos empleado para absolutamente todo. Nada más ubicarnos en el vehículo, notamos unos asientos muy cómodos, que pueden estar precalentados en caso de frío y pulsamos un botón azul y,... silencio que estoy en funcionamiento.

Test 1. Les pongo en situación, vida cotidiana, ir a trabajar, alrededor de 40 km diarios con tramos de M30 y tramos en Madrid centro, con la ventaja de tener un punto de recarga muy cerca del trabajo. Consumo durante esta prueba: 0 L, y recarga de baterías cada dos días.

Cuando cargábamos enteras las baterías el indicador marcaba que teníamos una autonomía de 60 km, nada más lejos de la realidad; en el último día de prueba, fuimos capaces de realizar más de 75 km en modo eléctrico. En lo que respecta a su comportamiento, la dirección es excelente, precisa y muy rápida lo que le convierte en un vehículo ágil a pesar de sus dimensiones y peso. En modo eléctrico, el Volt sale como una bala de los semáforos a la hora de acelerar (más de uno se ha llevado una sorpresa al experimentar esta aceleración). Entre las pegas que se le puede poner, está el freno, un o brusco y dificil de controlar, porque si no pisas medianamente fuerte no frena, y si pisas con decisión, literalmente se clava.

Test 2. Esta vez se lo hemos puesto un poco más complicado al Volt y nos hemos ido por carretera. Cuando se trataba de puerto de montaña, en subida, si se nota que la electricidad baja considerablemente y la autonomía en eléctrico es más baja de la deseada. Sin embargo cuando nos toca bajar el puerto, el modo de conducción L, nos ayuda y mucho en la eficiencia. El camino fueron 120 km y el consumo medio se cifró en: 3,2 L/100 km. Su comportamiento en esta situción es muy bueno, estamos ante un coche estable, donde la suspensión contiene perfectamente el balanceo de la carrocería y con una calidad de tracción muy buena y es progresivo en la aceleración eléctrica. En autopista, el coche va con decisión, aguanta bien el apoyo sostenido en curvas largas, y recupera a la perfección entre 90 y 120 km/h.

Como resumen decir que después de recorrer 700 km, hemos de remarcar que la media de consumo de combustible hecha es de 4,5 L/100 kmy que hemos tenido que recargar el vehículo completamente (4 horas cada recarga), 4 veces.

También decir, y esto no tiene nada que ver con Chevrolet, y es que de las 3 estaciones que visité de recarga 2 no funcionaban y la de mi trabajo fue imposible de usar, así que las recargas las hice en casa.


M

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD

En cuanto al equipamiento de serie, decir que cuenta con 8 airbags, sistema electrónico de control de estabilidad StabiliTrack, Control de Tracción, discos de freno electrohidráulicos, sistema de alerta de peatones (permite avisar a los peatones que podrían no oír el coche cuando este se acerca a velocidades reducidas), climatizador, pantalla a color, radio-CD MP3 con USB y toma auxiliar, asientos de cuero calefactados, llave "manos libres", teléfono móvil Bluetooth, cable de recarga, llantas de 17 pulgadas, etc.

Opcionalmente se puede completar el equipamiento con pintura metalizada(525 ), pintura tricapa (800 ), Pack de seguridad alrma + asistente de aparcamiento (1075 ) o el Navegador GPS + HDD (1.900 ).

La seguridad de los componentes eléctricos está garantizada. No se puede poner el coche en marcha si el cable eléctrico está conectado.


A FAVOR
Consumo
Prestaciones
Interior

EN CONTRA
Precio elevado
Visibilidad trasera limitada
Faldón delantero excesivamente bajo (aunque lo perdonamos porque favorece la aerodinámica del vehículo)