Porsche Cayenne Diesel

Eficiente, Veloz y Poderoso

Motor en la hemeroteca

Uno de los grandes éxitos en ventas de Porsche ha sido su modelo 4X4, más conocido como Cayenne. Ahora se presenta la nueva mecánica diesel con motor 4.2 V8 y bajo la denominación comercial de Porsche Cayenne S Diesel.

El lugar escogido por la marca alemana para la presentación oficial de esta nueva motorización será el Salón del automóvil de Paris 2012.

Con esta mecánica diesel el Cayenne cuenta con dos variantes bajo este carburante. El primero un motor V6 y 245CV, y ahora esta mecánica mucho más potente con un motor V8 y 385CV.

La imagen del Cayenne cambio en el primer trimestre del 2010. La nueva imagen del Cayenne no fue un retyling sino un coche completamente nuevo. Aunque por delante los cambios pasan mucho más desapercibidos, la trasera nada tiene que ver, respecto a la edición que remplazo. También es 48mm mas largo (4,84 m de longitud, 1,93 m de anchura y 1,70 m de altura) y supera en 40mm la batalla (2,89m) del que va a suceder.

M

Algunos detalles exteriores que ayudan a identificar al Cayenne S Diesel son las pinzas de freno de color gris, los anagramas "diesel" en las aletas delanteras y unas entradas de aire frontales diferentes.

Su frontal se muestra más afilado, con nuevos grupos ópticos y tomas de refrigeración por debajo de estas. Mientras que en su zaga se observa un diseño más actualizado y robusto, gracias a la mayor anchura del paragolpes trasero, conjunto con un diseño de faros que se ha partido en dos partes , quedando la mitad en el portón y la otra mitad en las aletas traseras. Su alerón como prolongación, del techo pone la guinda deportividad en esta última zona.


DISEÑO

En el interior del habitáculo se ha cambiado el diseño y posición de la consola central, asemejándola a la incluida en el Porsche Panamera. Los mandos de función han quedando centralizados en esta consola, que ahora tiene un ligera inclinación para conseguir una mejor posición hacia el conductor. También se ha pensado en maximizar el espacio, por ello se ha instalado unos raíles en las banquetas de los asientos traseros, pudiendo desplazar longitudinalmente 160mm para ganar espacio en hueco ubicado para las piernas o por el contrario hacer que el maletero tenga mayor capacidad de carga.

Hay dos tipos de volante. Uno con mandos para el ordenador, el equipo de sonido y unos interruptores para cambiar de marchas. Y otro (opcional, excepto en el Turbo que es de serie) sin botones -son reemplazados por una palanca en la columna de la dirección -y con dos levas selectoras de marchas. Estas levas -de las que Porsche renegaba al principio; con el tiempo parece que ha cambiado de opinión- me parecen más cómodas que los interruptores del otro volante. Son más grandes y fáciles de encontrar si tenemos el volante girado.

MMM

El Cayenne tiene un puesto de conducción bueno porque el asiento cuenta con una magnifica sujeción del cuerpo, además de los reglajes (eléctricos) de éste y del volante permiten encontrar una posición de conducción adecuada. A diferencia de lo que ocurre en el resto de modelos de Porsche, el pedal del acelerador no es de los que va articulado en el suelo. El reposapiés está bien situado, es sólido y tiene una superficie suficiente, como para apoyar el pie con facilidad.

En cuanto a la capacidad del maletero también ha aumentado. Ahora cuenta con 670 litros de capacidad, 130 litros más que el modelo anterior. El maletero tiene un doble fondo, que va incluido en esa medición, que es aprovechable si no se lleva la rueda de repuesto (que va deshinchada); el altavoz de graves también va colocado ahí.


PRESTACIONES Y SEGURIDAD

El nuevo motor diesel es un 4,2 litros V8 de 382 CV de potencia y un par motor máximo de 850 Nm. Con estas cifras es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 5,7 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 252 km/h.

Su consumo medio con Stop&Start es de 8,3 L/100 km, y sus emisiones medias de CO2 alcanzan los 218 g/km. Gracias al depósito de 100 litros de combustible, el nuevo Cayenne S diésel es capaz de recorrer 1.200 km sin repostar.

La caja de cambios que se asocia a esta mecánica tiene ocho relaciones de manejo automático-secuencial.

El cambio tiene dos programas automáticos («normal» y «sport»). Los dos resultan insuficientes para una conducción decidida por una carretera de curvas porque no reducen tantas marchas como sería necesario al llegar a una curva. Por ello, para aprovechar todo el potencial del motor, es necesario recurrir a la selección manual de marchas. El cambio «PDK» (doble embrague) disponible en el resto de la gama Porsche funciona con mayor rapidez y lee mejor la situación (por ejemplo, no reduce de marcha con el coche el pleno apoyo), aunque no está disponible por el momento en el Cayenne S Diesel.

Porsche usa dos sistemas de tracción total permanente: uno con diferencial central Torsen (para las versiones Diesel e híbrida) y otro con un diferencial central unido a un embrague multidisco, que instala en el resto de versiones.

El sistema con Torsen hace un reparto 40:60; el sistema con embrague multidisco envía la mayor parte de la fuerza a las ruedas traseras, modificando el reparto (gracias al embrague) cuando hay cambios de adherencia o pérdidas de trayectoria.

La opción «PVT+» (Porsche Vectorial Torquering Plus) es una función del control de estabilidad que interviene sobre la trayectoria en las curvas antes de que el coche pierda la trayectoria. Lo que hace es frenar -de manera inapreciable para el conductor- la rueda trasera interior, enviando fuerza a la exterior y, de este modo, facilitando que el coche se inscriba en el viraje. Además, incluye un diferencial trasero activo (en la imagen que acompaña a este texto) que, mediante un par de embragues multidisco, reparte la fuerza entre las dos ruedas traseras a voluntad cuando la adherencia es desigual.

MMM

Todos los Cayenne, excepto el híbrido, cuentan con un mando en la consola que activa los programas de conducción «off-road». Son tres y se seleccionan secuencialmente empujando hacia arriba el interruptor. Unos testigos se iluminan indicando su activación.

El modo «off-road 1» suaviza la respuesta del acelerador, la caja de cambios automática intenta mantener una de las tres primeras marchas, el ABS y el control de estabilidad retrasan su entrada en funcionamiento y, si las tiene, la suspensión neumática aumenta la altura al suelo, la amortiguación se vuelve más blanda y las estabilizadoras activas se liberan, permitiendo un mayor recorrido de la suspensión.

El modo «off-road 2» sólo está disponible para las versiones con diferencial central con embrague multidisco (Cayenne, Cayenne S y Cayenne Turbo). Al seleccionarlo se produce un bloqueo del diferencial central (el semieje delantero y el trasero giran solidarios).

El modo «off-road 3» se puede seleccionar si el coche tiene el sistema «PVT+». Al hacerlo, el diferencial trasero queda bloqueado.

Todas las versiones, menos el Cayenne Turbo, tienen discos de acero (de distinto tamaño los delanteros según el motor) y pinzas delanteras de aluminio de seis pistones. El Cayenne Turbo tiene unos discos delanteros con el anillo de fricción de fundición gris y el soporte de aluminio (son más ligeros y se reduce el peso no suspendido). Los discos traseros son iguales para todos (los del Turbo, algo más grandes) y tienen pinzas con cuatro pistones.

Opcionalmente pueden pedirse los frenos de discos cerámicos («PCCB», Porsche Ceramic Composite Brake). Estos frenos tienen una estabilidad térmica mayor -lo que permite que mantengan la capacidad de deceleración tras un uso muy intensivo-y, además, su peso es un 50% inferior a unos discos equivalentes de fundición gris. Están disponibles en toda la gama (cuestan casi 9.000 ) y requieren montar la llanta de 19" (20" si es el Cayenne Turbo).

M

El caso del Cayenne al igual que el Audi Q7, Bmw X5 o Mercedes ML entre otros, es el de un gran confort en trayectos por carretera, pero aunque su apariencia se de todo terreno y aptitudes para ello no les falta a ninguno, también es verdad, que son mas rodadores de asfalto que camperos.

Lo primero por que ofrecen llantas de gran radio (20, 21 pulgadas) y bajo perfil, muy bonitas en su imagen final, pero completamente inadecuadas para el campo. Lo segundo que en esta edición la reductora ha dejado de existir, teniendo en cuenta que es una de las funciones más importante para salir de situaciones difíciles en terrenos no asfaltados. Como tercer punto tenemos el lujo que presenta en el interior, no es el más adecuado como para entra con las botas llenas de barro. Además aunque dinámicamente están preparados para su uso Off- Road, bajo ninguna circunstancia llegan a la agilidad que podrán tener vehículos como el Nissan Phatfinder o el Terrano, entre otros para salir de situaciones difíciles.

Con ello no queremos decir que no valga para el campo, pero por norma general cuando uno va de picnic no va con traje, sino utiliza pantalón corto y camiseta, pues esta sinergia se puede aplicar de igual manera a los coches.

Tambien es verdad que el confort del Porsche Cayenne nada tiene que ver con el del Nissan Phatfainder, pero a cada uno lo suyo.

El equipamiento de serie incluye elementos como climatizador de dos zonas, tapicería de cuero, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, equipo de sonido con pantalla táctil de 7'''', asientos delanteros con ajuste eléctrico, llantas de aleación de 18'''' y sistema "Auto Start Stop" (sistema de parada y arranque automático del motor).

El Porsche Cayenne S Diesel comenzará a comercializarse en enero de 2013 y llegará con un precio de partida de 90.404 euros.