ALGAS MARINAS PARA LA AGRICULTURA DE ALTO RENDIMIENTO

Artículos técnicos en la hemeroteca

Desde el siglo XVII se tiene constancia del uso comercial de algas marinas para la fabricación de jabón y vidrio. Extracción de sales, de yodo y de alginatos, entre otros, han sido sus principales destinos comerciales o industriales en los últimos siglos, si bien su explotación por parte del hombre para uso alimentario humano y ganado data de tiempos inmemoriales, al igual que su uso como fertilizante o enmienda por agricultores que desarrollaban su actividad cerca de las costas de todo el mundo, constatando el efecto beneficioso de estos organismos sobre las plantas y sobre el propio suelo agrícola.

Las algas forman parte de la flora marina, la cual se divide en tres grandes categorías: las micro-algas, las macro-algas y las verdaderas plantas vasculares, muy similares a las plantas que podemos encontrar en la superficie terrestre.

A su vez, las macro-algas se dividen en tres grupos, según su pigmentación: algas verdes, algas rojas y algas pardas.

Las algas pardas son las de mayor uso en el sector agrícola. Las más conocidas son Ascophyllum nodosum, Fucus sp., Ecklonia máxima, Laminaria sp., Macrocystis pyrifera, entre otras.

Muchas de estas especies de algas marinas crecen a lo largo de la costa, por lo que su composición bioquímica depende de su localización y de las condiciones del lugar donde crecen. De esta manera, el contenido en principios activos variará entre cada especia y dentro de la misma especie en relación a la disponibilidad de nutrientes, luz, salinidad, profundidad, presencia de corrientes de agua dulce y, por supuesto, contaminación o contenido en metales pesados del agua.

Dentro de las algas pardas, hay algas que crecen siempre debajo del agua, no emergen en los momentos de marea baja, como Ecklonia máxima, Laminaria digitata, entre otras. Mientras que especies como Fucus sp. o Ascophyllum nodosum soportan períodos de inmersión y períodos donde quedan expuestas a la intemperie, siguiendo los ciclos de marea (cada 12 horas). Esta condición de desarrollo ha supuesto un fenómeno de adaptación fisiológica con consecuencias particulares en la composición bioquímica de estas algas, dado que éstas han tenido que desarrollar mecanismos de defensa frente a continuas situaciones de estrés térmico, salino e hídrico,  confiriéndoles importantes propiedades para su aprovechamiento agrícola.

Ascophyllum nodosum

Ascophyllum nodosum es un alga marrón que crece en el hemisferio norte, en el Océano Atlántico y en algunos lugares del mar del Norte. Su recolección como materia prima para procesos industriales se realiza en Noruega, Canadá, Bretaña francesa e Irlanda, principalmente.

Ascophyllum nodosum crece adherida a las rocas, flotando en horas de marea alta gracias a unas vesículas que contienen aire. En horas de marea intermedia, estas vesículas permiten una disposición más extendida de la parte superior del alga, permitiendo captar más luz y optimizar el proceso de fotosíntesis.

En algunas zonas de la Bretaña francesa y Noruega la recolección de Ascophyllum nodosum y otras algas es llevada a cabo mecánicamente. Ello supone en muchos casos la destrucción del hábitat natural y la consecuente disminución de la población de estas algas, permitiendo la invasión de otras especies y disminuyendo, por tanto, el potencial de abastecimiento como materia prima en estas zonas.

En el caso de Ecklonia maxima, cuya población se encuentra en el Hemisferio Sur, principalmente Sudáfrica, a pesar de que su recolección es manual, la sostenibilidad de su explotación está en entredicho, puesto que habitualmente no se respetan las partes reproductivas (bulbo principal y primeros 25cm de las hojas principales fronds). De este modo, el alga se recolecta entera y la recuperación de la población es mucho más lenta, poniendo en peligro su abastecimiento.

En Irlanda, hoy en día Ascophyllum nodosum se continúa cosechando a mano, siendo el único método que supone un aprovechamiento sostenible de este recurso,  ya que asegura la regeneración del alga para uso comercial a los 3 ó 5 años desde su corte. Éste método consiste en realizar un corte a unos 25cm de la base del alga. Se ha constatado que, aunque las algas también se reproducen sexualmente, la regeneración de biomasa más rápida se produce a través de este sistema de corte.

Las zonas de recolección de las que se nutre Tradecorp® se localizan en la costa oeste de Irlanda en un área con agua no contaminada, por tratarse de un área con bajo desarrollo industrial y bajo tráfico marino. Los productos obtenidos a partir de algas de esta zona presentan un bajo contenido en metales pesados. Asimismo, las condiciones climáticas de la zona, sin grandes oscilaciones térmicas y sin temperaturas por debajo de cero grados, confieren unas excelentes condiciones de crecimiento para Ascophyllum nodosum.

Para asegurar el abastecimiento de alga fresca, Tradecorp®  ha establecido acuerdos de colaboración a largo plazo con recolectores de Ascophyllum nodosum de la zona, los cuales poseen una licencia de recolección que se transfiere de padres a hijos, lo que supone un compromiso total en el proyecto de extracción sostenible.

El método de recolección seguido por Tradecorp®  consiste en una cuidadosa rotación de las áreas de cosecha y una minuciosa selección de las zonas de corte en relación con el crecimiento natural de estas algas, contribuyendo más si cabe a la regeneración y mantenimiento del alga como recurso natural e inagotable.

MÉTODOS DE EXTRACCIÓN

Para poder aprovechar los componentes activos que contienen las algas a través de productos comerciales líquidos que conocemos como extractos de algas, éstas deben ser sometidas a un proceso de extracción.

Principalmente, son dos los procesos de extracción más extendidos: Extracción Tradicional, Química o  Standar y Extracción en Frío.

El método de extracción tradicional se desarrolló en los años 40 y consiste en la utilización de un agente químico como extractante, habitualmente Hidróxido Potásico, junto con la aplicación de calor. Habitualmente las algas utilizadas son secadas con altas temperaturas (>100ºC) previamente y cortadas posteriormente, para facilitar su almacenaje. El producto obtenido es de color marrón oscuro o negro, debido a la alta oxidación de sus componentes activos debido a los procesos de secado y extracción, y tiene un alto pH, debido a la utilización de extractantes químicos o la aplicación de nutrientes minerales. Todo ello conlleva una desnaturalización de principios activos que redundan en una drástica pérdida de propiedades.

El método de extracción en frío no aplica ni disolventes químicos ni altas temperaturas. La materia prima utilizada tiene que ser fresca, por lo que las plantas de producción tienen que estar cerca de la costa. El alga fresca debe ser seleccionada a mano también en fábrica, para asegurar que el extracto es de algas 100% Ascophyllum nodosum. El alga es entonces sometida a un proceso de micronizado y sometida a alta presión para favorecer la extracción de los principios activos. Dado que no se aplican altas temperaturas en ninguna etapa del proceso y tampoco se utilizan disolventes químicos, los principios activos son conservados y el pH se mantiene a su nivel fisiológico de 4,5, proporcionando al producto un aroma marino muy característico y un color que va desde verde oliva a marrón claro muy característico.

COMPOSICIÓN

Los extractos de algas contienen multitud de componentes activos difícilmente determinables e identificables en su totalidad, debido al gran número de moléculas presentes.  Si bien es cierto que como principales principios activos se conideran a Alginatos, Manitol, Fucanos, Laminaranos y Polifenoles, así como otras sustancias que actúan con efecto hormonal, aminoácidos, nutrientes.

De hecho, el beneficio de la aplicación de los extractos de algas se entiende como un efecto sinérgico de todos los componentes, no pudiendo aislar el efecto por sí sólo de cada uno de los principios activos. Algunos de sus efectos son comparables a la acción que las hormonas vegetales aplicadas exógenamente tienen sobre los cultivos. Este hecho es correlacionable al contenido en sustancias con efecto hormonal y no al propio contenido en hormonas de las propias algas, que es relativamente bajo.

Uno de las principales sustancias activas son los Alginatos, presentes en las paredes celulares de Ascophyllum nodosum, y que confieren flexibilidad y adaptación a los fenómenos de estrés que supone el efecto de las mareas. Presentan un excelente efecto bioestimulante en plantas. Juegan un importante papel en la defensa frente a enfermedades y fenómenos de estrés, al actuar como elicitores. Están implicados en el equilibrio hídrico celular y en situaciones de protección frente a estrés salino. El contenido de este principio activo es superior en Phylgreen® (extracto puro y fresco de Tradecorp®, 100% Ascophyllum  nodosum),  que en extractos de algas tradicionales.

El Manitol es un poli-alcohol que actúa como un osmoprotector, protege a las células vegetales de los efectos negativos de estrés hídrico o salino. Está presente en grandes cantidades en extractos fríos de Ascophyllum nodosum. Junto con otros osmolitos mejora la capacidad de retención de agua celular, mejorando el potencial osmótico y reduciendo los daños por estrés hídrico. Asimismo, el Manitol es un potente antioxidante, bloqueando las especies reactivas de oxígeno (ROS) o radicales libres  y previniendo los daños metabólicos. Phylgreen® contiene un mayor contenido en Manitol que otros extractos de algas tradicionales.

Los Polifenoles son sustancias con alto poder antioxidante, que son a su vez producidas por las células vegetales para estabilizar y reforzar las paredes celulares frente a ataques de patógenos, dado que son precursores de polímeros de lignina. Pueden ser a su vez sustancias con efecto antimicrobiológico, como las fitoalexinas Resveratrol en uva, Gliceolina en soja, entre otras. La concentración de polifenoles en extractos de Ascophyllum nodosum es mayor que en los de otras algas. Por otro lado, Phylgreen®,  contiene, además de sustancias que activan la síntesis de polifenoles (laminaranos, fucanos, etc.) una alta concentración de polifenoles en comparación con un extracto de algas tradicional.

Los Laminaranos son oligosacáridos con efecto elicitor, estimulan la síntesis de fitoalexinas, sustancias con efecto anti-fúngico, que en su mayoría son polifenoles. Si Laminaria sp. presenta el mayor contenido de este principio activo, también se encuentra en una cantidad relevante en Ascophyllum nodosum.

Los Fucanos, otros oligosacáridos presentes en los extractos de algas tienen un papel importantísimo en la respuesta a un estrés biótico, dado su efecto elicitor en el metabolismo vegetal y la inducción que  promueven la síntesis de sustancias de respuesta. El contenido de Fucanos en Phylgreen®,  también es más alto que el de otros extractos de algas tradicionales.

El contenido de estos compuestos activos en Phylgreen®, derivados de la procedencia de la materia prima, Ascophyllum nodosum, de su origen, Irlanda, de su proceso de recolección y de su proceso de extracción a baja temperatura y sin disolventes químicos,  es más alto que en otros extractos de algas de otras especies u obtenidos a partir de las mismas algas siguiendo procesos de extracción menos respetuosos con la composición original de Ascophyllum nodosum.

BENEFICIOS

El efecto del proceso de extracción sobre la composición es clave para que el producto final presente unos beneficios potenciales muy próximos a los obtenidos por un jugo de algas fresco. En la medida en que los distintos procesos, desde la recolección a la extracción de principios activos, sean lo más respetuosos posibles, los resultados obtenidos por el agricultor en campo serán óptimos, contribuyendo a resolver situaciones de estrés y a aumentar la producción y la calidad de las cosechas.

Phylgreen en Aguacate

Phylgreen® es un extracto puro, fresco y ecológico de 100% Ascophyllum nodosum, fabricado por Tradecorp®, cuyos resultados han tenido un gran impacto en el sector agrícola durante los últimos años. Gracias a su desarrollo de producto, Phylgreen® ha sido testado por agricultores de más de 60 países en multitud de cultivos, reportando excelentísimos resultados en distintas condiciones agroclimáticas.

Phylgreen en Navelina

Los efectos que produce Phylgreen® sobre distintos cultivos son muy relevantes, con magníficos resultados en distintos momentos de aplicación o estados fenológicos del cultivo. Olivar, Cítricos, Viña, Frutal de Hueso y de Pepita, Hortícola de hoja o fruto, Berries, Cereales, Cultivos industriales, entre otros, son cultivos donde de forma sistemática se aplica Phylgreen®. En Cítricos, se han obtenido resultados que avalan su efecto como promotor del desarrollo vegetativo, floración y cuajado. En Olivar, aplicaciones tempranas inducen una mayor brotación en primavera y posterior cuajado de fruto, así como resistencia frente a plagas o enfermedades y condiciones de salinidad en el suelo. En Hortícolas se ha comprobado su efecto sobre enraizamiento. Floración y cuajado, calidad de los frutos y resistencia a situaciones de estrés abiótico. En cuanto a viña, efectos sobre la floración y cuajado, calidad del fruto y efectos sobre parámetros cualitativos han sido observados. Asimismo, Phylgreen® mejora la germinación de semillas.

Phylgreen en Uva mesa

Éstos son sólo algunos de los beneficios producidos por Phylgreen®, observados y contrastados a través de estudios científicos.

Phylgreen, algas marinas, tradecorp, Ascophyllum nodosum, fucanos, Ecklonia maxima, extracción en frío