X500 icl

ICL Specialty Fertilizers participa en la Jornada Frutícola del IRTA, el mayor evento del sector en el Sur de Europa

La jornada celebrada en Mollerussa los días 25 y 26 de octubre organizada anualmente por el IRTA, alcanza su 22ª edición de este encuentro profesional en el que se presentan varias novedades en fruticultura, en una jornada que supera los 1.800 visitantes entre los dos días que dura el evento y cuenta con cerca de 100 stands y más 120 empresas del sector representadas.

06/11/2017

ICL Specialty Fertilizers, uno de los líderes mundiales en nutrición vegetal, ha participado con stand propio una edición más para mostrar sus soluciones para una mejor sostenibilidad y superar las restricciones medioambientales al uso de fertilizantes con los fertilizantes de liberación controlada, Agromaster y Agroblen.

Los fertilizantes de liberación controlada se caracterizan por presentar una membrana reguladora que dispone los nutrientes en relación a la demanda por parte de la planta durante el ciclo de cultivo. Esta correlación es posible gracias a la temperatura que agilizará o retrasará la liberación de los nutrientes a través de la membrana, una vez el núcleo se haya solubilizado. De modo que, en condiciones frías cuando las plantas están en letargo o un ritmo de crecimiento bajo, la liberación de nutrientes será más lenta y se incrementará a medida que lo haga la temperatura, y a la par que los cultivos activan su crecimiento.

La composición y características de la membrana posibilitan diferentes longevidades acorde a los distintos cultivos y situaciones en los que se requiere el fertilizante. De modo que podemos usarlos desde  planteles en los que garantiza un aporte continuo y seguro sin riesgo de quemadura por contacto entre raíces jóvenes y el abono, o bien como aplicación única, para garantizar el suministro de los nutrientes durante todo el ciclo de cultivo desde semanas hasta 16-18 meses.

Los Fertilizantes de Liberación Controlada garantizan así una alta eficiencia el uso de fertilizantes (hasta un 80-90% de las unidades aportadas son aprovechadas por el cultivo). Esta eficiencia también repercute en un menor número de pérdidas por volatilización o lavado siendo esta tecnología idónea para garantizar la sostenibilidad ante los retos actuales entre agricultura y el medioambiente.

En la edición de este año, el interés se centró en el cultivo de manzana de alta calidad como una alternativa a la crisis de la fruta de hueso. El IRTA presentó una colección de 15 nuevas variedades de manzana, principalmente de las variedades Gala y Fuji, con una mejor adaptación a las condiciones locales del cultivo. En los últimos 15 años la producción de manzana se ha reducido a más de la mitad porque muchos de los productores optaron por el melocotón.

En el transcurso de la jornada se transmite a técnicos y productores información sobre los distintos ensayos de mayor relieve que el IRTA realiza en el ámbito de la fruticultura. Por ejemplo, la importancia del tamaño del fruto en manzana; el control de enfermedades en melocotón y almendro; compatibilidad de insecticidas con poblaciones de abejas o rentabilidad de plantaciones con planta preformada. En esta edición, Michele  Bravetti, asesor italiano, ha presentado las tendencias en la tecnología de producción y sus costes en diversos países como ponente invitado.

Noticias