X500 fruitponic2

Fruitponic aumenta un 5% el peso de los frutos en la producción frutícola con reducciones hídricas del 30%

 

  • La tecnología de cultivo semi-hidropónica, que ha sido desarrollada por Projar junto al IVIA, está indicada para grandes productores de frutales con suelos poco productivos o con escasez de agua
  • El sistema consigue aumentar hasta un 30% el valor económico de frutos en cultivos como la nectarina, según los ensayos llevados a cabo por la investigación

 

07/06/2017

La tecnología de cultivo semi-hidropónica Fruitponic, desarrollada por Grupo Projar, ha logrado aumentar un 5% el peso de los frutos en cultivos como las nectarinas. El desarrollo, que se ha llevado a cabo por el departamento de I+D+i de la compañía, junto al Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA), demuestra además que los beneficios de este sistema son más significativos, incluso en situaciones de riego deficitario de hasta un 30%.

La base de esta tecnología consiste en trasladar las ventajas del cultivo hidropónico muy estandarizado ya en hortalizas a frutales como cítricos, nectarinas o caquis, donde se ha demostrado que hay beneficios significativos. Esta solución se encuentra registrada en la Oficina española de Patentes y Marcas.

Fruitponic es un sistema adaptable al crecimiento de las raíces. Consiste en la colocación de placas de cultivo de fibra de coco cerca de las raíces de los árboles, permitiendo que parte de éstas accedan al sustrato y lo colonicen. De este modo, parte de las raíces se desarrollan en el grow bag o bolsa de cultivo que opone menos resistencia a la captación de agua y nutrientes que el suelo.

Aumento en el valor económico

Este sistema palía las deficiencias del sistema tradicional de cultivo, especialmente en los casos con problemas en el suministro de agua o baja fertilidad del suelo, donde el crecimiento es más problemático. Tras la retirada, el árbol no se resiente porque no es dependiente de este soporte.

En un periodo de tres meses, el grow bag empieza a ser colonizado de modo que, en tres años, entre el 15 y el 30% de las raíces ocuparán la bolsa de cultivo.

Este hecho logra que se produzca un aumento de la producción con incrementos medios del peso del fruto de un 5%. Lo que repercute en un aumento económico del fruto de entre el 10 y 30%.

En este sentido, el Project Manager de Grupo Projar, Vicente Franch, explica cómo la solución semi-hidroponica “ha mejorado el estado hídrico de los árboles en varias fases del ciclo de cultivo en los ensayos realizados junto al IVIA”.

El sistema Fruitponic “se trata de una solución indicada para grandes productores de frutales que se enfrentan a problemas de terrenos poco productivos o escasez de agua. Es una tecnología de cultivo que concentra las raíces adventicias en un medio de cultivo idóneo, y facilita la absorción de agua y nutrientes”, especifica.

En este sentido “Grupo Projar aporta sus más de 30 años de trayectoria en el cultivo hidropónico y su Know How obtenido, para así ofrecer una solución integral al agricultor sobre el sistema y su manejo” subraya Vicente Franch.

Grupo Projar:

Grupo Projar nació en 1972 para dedicarse a la extracción y comercialización de turba, material orgánico que se emplea como combustible y para la obtención de sustratos. El crecimiento de la compañía ha sido constante y en los años 80 abrió dos centros logísticos en Almería y Murcia. Actualmente cuenta con instalaciones en Valencia, Madrid, Almería –fábrica y centro logístico-, Málaga y Lisboa. Y otros puntos logísticos como Barcelona y Pontevedra.

Es también una empresa con presencia internacional y actualmente está constituida como sociedad en Sri Lanka, en India y en Brasil. Además Projar adquirió hace unos años la empresa de paisajismo Paimed, para completar su oferta de servicios, y una empresa especializada en el tratamiento y acondicionamiento de agua. El conjunto del grupo logró en 2016 una facturación superior a 26 millones de euros y cuenta con 230 empleados.

 

Noticias