X500 brocoli

Repercusión de las heladas en la agricultura murciana

Un crioprotector y bioestimulante confiere a los cultivos una protección contra las bajas temperaturas

Las heladas son un problema que afecta a todos los cultivos y generan millones en pérdidas para el sector hortofrutícola. En el caso de la Región, las últimas heladas han provocado un descenso en la producción de cultivos tales como la alcachofa, el brócoli o las habas. Esto ha provocado una subida del precio y un cierto desabastecimiento del producto en los mercados.

24/03/2017

Las heladas son un problema que afecta a todos los cultivos y generan millones en pérdidas para el sector hortofrutícola. En el caso de la Región, las últimas heladas han provocado un descenso en la producción de cultivos tales como la alcachofa, el brócoli o las habas. Esto ha provocado una subida del precio y un cierto desabastecimiento del producto en los mercados.


¿Por qué ocurre esto?
Este problema es debido a periodos climáticos extremos cada vez más recurrentes y afecta a los cultivos más sensibles a las heladas. El frío de las últimas semanas, con varios días con temperaturas por debajo de los ceros grados, han afectado a los cultivos de las zonas de Campillo, Cazalla y la Hoya en la localidad de Lorca.
                                                                                                              

Una noche con bajas temperaturas es más que suficiente para que un cultivo se hiele provocando un descenso en la actividad enzimática de las plantas, reduciendo la conductancia estomática, la tasa fotosintética y la absorción del agua y sustancias nutritivas a través de las raíces. Todo esto derivará en una desnutrición severa de los cultivos afectados por las heladas.


Estas temperaturas tan bajas pueden congelar el agua del interior de los cultivos y formar cristales de hielo que producen daños irreparables en las plantas.   


Los efectos de las heladas sobre las plantas varían dependiendo de la especie (algunas son más sensibles que otras a las bajas temperaturas y a la congelación) y de su estado de desarrollo (los estados fenológicos más vulnerables al frío son la floración y el cuajado de los frutos).


La prevención es la mejor baza
Por ello deben realizarse actividades preventivas tales como la aplicación de productos que actúan como crioprotectores de los cultivos, como es el caso de CERES de la empresa biotecnológica murciana Fyneco.  El bioestimulante CERES es uno de los productos destacados del catálogo de Fertilizantes y Nutrientes Ecológicos, el cual posee en su formulación precursores de la prolina-cisteína, entre otras sustancias activas, que confieren a los cultivos una protección contra las heladas y que promueve su crecimiento una vez pasadas estas condiciones adversas. Los agricultores que aplican el producto CERES afirman que confiere una resistencia a los cultivos frente a las bajas temperaturas, que hace que tengan una rápida recuperación, generando nuevas hojas sin quemaduras producidas por el frío, y por lo tanto aumentando la rentabilidad.


Se espera otra borrasca a final de semana
Los agricultores han mostrado su preocupación ante el anuncio de la entrada de fríos polares en los próximos días, según las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología. Estos vientos unidos a la baja humedad podrían provocar aún más daño que las últimas heladas acontecidas en La región. Por esto se aconseja tomar medidas preventivas utilizando productos protectores eficaces.

 

Ref. http://murciaeconomia.com/not/48783/-repercusion-de-las-heladas-en-la-agricultura-murciana

Noticias