ROTAM recibe la visita de los distribuidores europeos en sus instalaciones de China

29/10/2014

Del 1 al 5 de septiembre, en la ciudad china de de Kunshán (provincia de Jiangsu), tuvo lugar un encuentro de profesionales de la industria fitosanitaria y medios técnicos, el cual reunió a 36 asistentes procedentes de Egipto, España, Hungría, Italia, Israel, Líbano, Polonia, Reino Unido, República Checa, Rumania, Turquía y Ucrania. Un encuentro de carácter técnico que, sin lugar a dudas, sus organizadores podrán calificarlo de rotundo éxito, no sólo por los asistentes y sus procedencias, sino también por la calidad e interés de las intervenciones técnico-científicas, o meramente informativas, que a lo largo de esas intensas jornadas de trabajo tuvieron lugar. Un encuentro que contó con la presencia de los máximos responsables de Rotam a nivel mundial. James Bristow (CEO Rotam), tras dar la bienvenida a los asistentes, explicó que sus principales plantas de producción se encuentran en China y Taiwán, operando comercialmente en 9 regiones globales: República de China, Taiwán, Asia-Pacífico, India, EMEA (Europa, Medio Oriente y África), NAFTA (EE UU, Canadá y México), LAN (Norte de América Latina), Brasil y Argentina. Según James Bristow, una de sus características principales es que Rotam realiza su investigación y desarrollo en todos los aspectos de una materia activa, lo cual le permite especializarse en brindar formulaciones que han sido sometidas a un nivel avanzado de investigación y desarrollo, generando por ello mejoras en dichas formulaciones. Actualmente su catálogo de productos, que incluye herbicidas, insecticidas, fungicidas, reguladores de crecimiento y nutrientes, se venden en más de 60 países, y los distribuidores nacionales y regionales están respaldados por una red de nueve oficinas regionales. Rotam por dentro La compañía estructuró estos días de visitas en base a unas ponencias a cargo de los responsables de cada departamento, para a continuación comprobar in situ cómo era dicho departamento y de qué forma funcionaba. Tras tener una visión general de Rotam, ver cuál era el proceso de formulación con sus correspondientes análisis o el trabajo que se realiza en los laboratorios, los invitados tuvieron la oportunidad, de visitar los campos de experiencias donde se llevaban, en ese momento, diferentes estudios sobre algodón, colza, arroz o soja, así como en frutales. La jornada se completó en los laboratorios donde se realizan todas las prácticas sobre la pureza de los ingredientes activos, con el objetivo de evaluar la cantidad y efecto que las impurezas pueden tener en la efectividad de los productos. Posteriormente, explicó cómo se realizan las diferentes pruebas ecotoxicológicas sobre fauna terrestre (lombrices), acuática (peces) o insectos (abejas), mostrando en el laboratorio, con ejemplos prácticos, cada una de las áreas y cómo se realizan los análisis para posteriormente elaborar los informes que se adjuntaran al dossier del registro, quedando patente para los invitados la alta y precisa tecnología que utiliza Rotam en todo el proceso, lo que le ha supuesto a la empresa la obtención del certificado de Buenas Prácticas de Laboratorio (BPL) emitido por entidades de certificación Europeas (Federal Institute of Risk Assesment, Germany). Empaquetado y almacenamiento Tan importante como la formulación y posteriores controles, son para cualquier empresa de fitosanitarios los métodos que ésta utiliza en su proceso de empaquetado y almacenamiento de los mismos. Quienes incursionan en el campo del comercio exterior, como es el caso de la empresa Rotam, saben la gran importancia que tienen para su transporte (nacional y/o internacional), los buenos empaques y embalajes. Y en un tipo de mercancía como son los productos fitosanitarios, éstas deben llegar a su destino final en perfectas condiciones para su uso, tan como explicó el responsable de área de JRB Packaging (Division de envases y embalajes), Mr. Jinson. También explicó que lo primero que debe hacerse, antes de seleccionar un envase o embalaje, es plantearse qué tipo de protección necesita el producto; los que están compuestos por diversos materiales requerirán protección frente a diferentes eventualidades. Por otra parte, tras hablar sobre aquel recipiente o envase que contiene o está en contacto con el producto, se refirió al empaque, sistema diseñado donde los productos son acomodados para su traslado del sitio de producción al sitio de consumo sin que sufran daño. El objetivo también es lograr un vínculo comercial permanente entre un producto y un consumidor/distribuidor. Ese vínculo deber ser beneficioso para ambos.

Noticias